urban

Youtube (screenshot)

A pesar de la creciente inflación, tasas de interés elevadas, desaceleración económica mundial y la eliminación de billones de dólares de los mercados bursátiles y criptográficos, el sector de real estate “se ha mantenido bien” este año. Sin embargo, es necesario actuar con cautela porque estamos “en el ojo del huracán” donde la situación parece calma, pero están sucediendo hechos vertiginosos alrededor, advierte Barry Sternlicht, analista y figura clave de la industria, presidente de Starwood Property Trust y Starwood Capital Group, una de las mayores companías de préstamos en el país

“Los mercados esperan que las tasas bajen en algún momento a mediados del próximo año. Y creo que eso va a ocurrir”, dijo Sternlicht en un articulo publicado por el sitio especializado Real Deal. “Todos nos acomodaremos en este período en el que estaremos en un ciclo negativo lento y estancado, pero será fácil construir a partir de eso”.

Sternlicht criticó a la Reserva Federal por moverse con demasiada lentitud para abordar la inflación mediante el aumento de las tasas de interés. “Están tratando de compensar el atraso, aumentando las tasas de interés a un ritmo que casi nunca hemos visto para tratar de interponerse en el camino de la inflación”, dijo.

El financista sostuvo que su compañía, Starwood, es un "mar de estabilidad", pero está preparada para una recesión.

Los altos aumentos en los precios del petróleo y el gas son “realmente temporales”, considera. Y afirmó que los alquileres de apartamentos seguirán creciendo mientras los hoteles, que están teniendo una “temporada maravillosa”, podrían enfrentar vientos en contra pronto. El único motivo real de preocupación, dijo, son los mercados de oficinas, según la ciudad y la calidad de un edificio.

Sternlicht dijo que espera que una recesión en Europa y una desaceleración en China afecten la economía estadounidense en la segunda mitad del año.

“No me sorprendería si las cifras del PIB del tercer o cuarto trimestre fueran malas”, dijo Sternlicht. “La pregunta es ¿qué tan malas? El consumidor, la columna vertebral de la economía estadounidense, puede estar gastando, pero su confianza está en su punto más bajo en décadas. No hay duda de que el consumidor dejará de gastar”.

-----

con información de therealdeal.com

 

0
0
0
0
0

Recommended for you