Miami Freedom Park

La construcción de un nuevo estadio para el Miami International Fútbol Club entra en una etapa decisiva y sólo resta una votación crucial de la Comisión de la Ciudad para respaldar o rechazar el plan de David Beckham y los hermanos Mas Canosa. Si se aprueba el proyecto se realizará una reurbanización del campo de golf de Melreese, junto al aeropuerto de Miami, que será convertido en un enorme centro comercial, un hotel, un parque y un estadio de fútbol de mil millones de dólares.

Quienes se oponen manifiestan que el complejo puede afectar las operaciones y acceso al aeropuerto internacional de la ciudad.

"Tenemos un acuerdo, en principio", dijo el alcalde de Miami, Francis Suárez, al Miami Herald esta semana. "El acuerdo está obviamente sujeto a la aprobación de la Comisión de la Ciudad".

Han pasado más de tres años desde el referéndum de 2018 que permitió a la ciudad omitir una licitación pública y negociar únicamente con los propietarios de Inter Miami.

Una vez finalizadas las conversaciones, se espera que los funcionarios de la ciudad comiencen a presentar los términos del acuerdo a los comisionados en los próximos días para una posterior votación.

Dado que los votantes acordaron renunciar a la licitación pública, el acuerdo necesita la aprobación de cuatro de los cinco comisionados. El comisionado Manolo Reyes ha dicho que votaría en contra desde que el proyecto se propuso por primera vez en el verano de 2018, por lo que el equipo de fútbol necesitaría un "sí" de cada comisionado restante.

En conjunto, el acuerdo permitiría a los propietarios de Inter Miami convertir 73 acres en el llamado Miami Freedom Park, un complejo de oficinas, un hotel, tiendas, y un estadio de fútbol con 25.000 asientos además de una estructura de estacionamiento con campos de fútbol adicionales.

0
0
0
0
0

Recommended for you